Invierte en Mérida y llévate gratis un cielo azul

La única capital mexicana que puede presumir de que sus habitantes van a donde quieren a la hora que quieren es Mérida, la ciudad que se preparó desde hace años para generar prosperidad y salud a sus habitantes.

Fuente: https://www.elfinanciero.com.mx/mundo-empresa/invierte-en-merida-y-llevate-gratis-un-cielo-azul




Sus características la convierten en una opción inobjetable para considerar el cambio de vida de quienes intentan escapar del encierro o el caos de las ciudades más grandes de México y del mundo. La capital yucateca, de apenas un millón 100 mil habitantes, fue reconocida en octubre como la mejor ciudad del mundo para visitar por la revista neoyorquina Condé Nast Traveler.

De acuerdo con la publicación, existe una gran diversidad de muestras arquitectónicas, paisajes e iluminación en la zona. Por ello, se posicionó por encima de Alemania, Noruega, Canadá y Austria, entre otras.

Yucatán creció 3.2 por ciento en 2018 y hasta el año pasado, su ritmo continuó por encima del promedio nacional, ofreciendo calidad de vida propiciada sumada a una vibrante economía empujada por el arribo de decenas de inversiones que derivaron en la existencia de un centro comercial con una pista de ski acuático como La Isla; un hospital como El Faro, del sistema de salud de Christus Muguerza y el crecimiento de una gran oferta educativa en diferentes niveles escolares.

La abundancia local de agua generó recientemente inversiones industriales en el sector alimenticio por parte de empresas como Grupo Kúo, Bachoco, Grupo Modelo y Envases Internacionales, que solo en un municipio conurbado llamado Hunucmá, sumaron el equivalente a mil millones de dólares en un plazo menor a 5 años.

Yucatán tiene una convivencia social que la distingue del resto de México. La cohesión y amabilidad de su gente puede provocar la percepción de estar en otro país, no en una ciudad más de México. Como un gran atractivo turístico en el estado se encuentran cientos de cavernas con aguas cristalinas conocidas como cenotes, en las cuales se pueden llevar a cabo actividades de esparcimiento y deporte como el espeleobuceo una práctica que se compara con estar suspendido en el espacio, así mismo vale la pena mencionar sus famosas ruinas arqueológicas, edificios, casas y avenidas coloniales que pueden llegar a convertir cualquier día común en un gran paseo cultural.


A esas experiencias puede sumarse la riqueza gastronómica que se encuentra en restaurantes tradicionales, pero también en nuevas instalaciones como Paseo 60 o The Harbor, cuyos chefs compiten con la oferta de cualquier urbe nacional.

El secreto mejor guardado de Yucatán son sus playas, muchas de ellas todavía vírgenes, mismas que por las tardes ofrecen atardeceres espectaculares y vientos que prometen el mejor kitesurfing que pueda practicarse en México, todo, a media hora de la ciudad.

La llegada de nuevos habitantes es facilitada por empresas reconocidas en el sector de desarrollos inmobiliarios.

Definitivamente vivir o invertir en Mérida con la seguridad de una plusvalía asegurada gracias a una buena ubicación, nunca fue tan fácil como ahora.